miércoles, 26 de octubre de 2016

Así fue


Somos temporalidad sufriente y conmovedora elocuencia de un instante transcurrido, porqué varios jóvenes turistas lograron usar el hostal para observar, si bien hubo encuentros lúdicos entre razón y voluntad, también damos palos de ciego cuando buscamos llorar en algún Juan Valdez sin nombre.

No hay comentarios: