miércoles, 26 de octubre de 2016

Así fue


Espera observar otros peinados súbitos, y la naturaleza es más visionaria de lo que cree, todavía no hay ninguna lágrima que valga la pena,  este fenómeno de la vida humana puede ser caótico, lo única certidumbre es que podemos improvisar. Para posteriormente señalar tonterías en esas estrechos pasajes de la ciudad capital. También es importante comer sin etiquetas morales.

No hay comentarios:

PARA JUAN EMAR

Acontecen cosas extrañas y a su vez ciertas emancipaciones mentales de algunas personas al estar en la soledad m...