lunes, 31 de octubre de 2016

Así fue


Del cielo estrellado a la inagotable capacidad de generar sinapsis, a decir verdad, coincidió con un día sábado, el nombre que respira el aire intrigante de la obviedad no significa idiotez. Nadie se atrevió a manifestar esta situación riesgosa para la apuesta de comprar más pan fresco, miradas nostálgicas y café artesanal. No existe mejor familia que el cuestionarse para justificar lágrimas humanas.

No hay comentarios:

PRIMEROS MESES

Somos hijos de las circunstancias históricas, cuya máxima plenitud de ser es considerar que la historia es algo muy...