viernes, 21 de octubre de 2016

Así fue


Ser sensibles y estar perdidos, espero que haya sido divertido a medida que muero, lentamente, en medio de calles diseñadas para vivir, sin embargo sirve para comunicar de mejor manera la herramienta más poderosa de la especie humana: la estupidez. A decir verdad, uno que otro suceso poblacional logra crear intervalos de asombro generacional para justificar piruetas.

No hay comentarios: