sábado, 29 de octubre de 2016

Así fue


Una confesión, muy intrincada y pródiga en comentarios de pasillos paganos, reflejada a diario en diversos fenómenos de la naturaleza, no hay vuelta atrás, porqué habría que vivir más allá del Bing-Bang para comprender algo.

No hay comentarios: