domingo, 16 de octubre de 2016

Así fue


Ayuda, eso creen, mediante una ficción muy bien elaborada por algún bípedo esclavo de sus más enigmáticas experiencias callejeras, y, además, recordó la desgarradora soledad que afecta al joven adulto que envejece. Posteriormente su cuerpo movió hacia el sur para adecuarse al cambio de paradigma: no es necesario aludir a la física cuántica a medida que observa el color de su café.

No hay comentarios: