martes, 25 de octubre de 2016

Así fue


Esas personas inclinadas a señalar absurdos a diario, de repente están pérdidas en la infinitud estandarizada de calles cerradas por portones eléctricos, no sabemos cómo explicarlo a medida que éstos silencian muchas historias sin nombre propio. Si hay pan, entonces complicidades morales.

No hay comentarios: