sábado, 15 de octubre de 2016

Así fue


Después hubo que despertar a la ilusoria sensación de libertad verbalizada por nuestros instantes previos, a decir verdad, el silencio lacustre de esa comunidad turística resultó conmovedora. Y cómo a todos nos afecta conectarnos a otro ser vivo, alguien tendrá que señalar ese crimen sin resolver, porque consumir golosinas implica darse cuenta de algo que aterra y a su vez seduce.

No hay comentarios:

PARA JUAN EMAR

Acontecen cosas extrañas y a su vez ciertas emancipaciones mentales de algunas personas al estar en la soledad m...