domingo, 16 de octubre de 2016

Así fue


La emoción pasajera cuando quieres pensar. Sólo lo haces para creer que pones orden en tus decisiones presentes. No obstante, emergen los improvisados momentos de terror sagrado, desde las miradas que acontecen siempre y cuando seamos parte de ese ritual asumido, a saber, ocurrió que una bebida fría supone aprehender la maravilla insumisa del cuerpo humano.

No hay comentarios: