sábado, 15 de octubre de 2016

Así fue


Uno siendo protagonista azaroso de la comedia humana, desde un uso lúdico del lenguaje para que los demás  intuyan la totalidad desquiciante que entraña percibir en el otro su intimidad desconocida, no hay subjetividad humana sin un pedazo de pastel nativo. Si pudieran, claro.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...