viernes, 30 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


Desde la total admiración a esta ignorancia necesaria, a saber, como nuestro cuerpo habla a través de conversaciones pluricelulares, o de breves afirmaciones de bazar antiguo, con la severidad vanguardista de panes terrenales muy crujientes y aromatizados. Desde luego, la fuerza de la razón acontece en un negocio de bolitas de chocolate.

No hay comentarios: