viernes, 30 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


A veces duele, pero la risa baja el umbral de cagadera en democracia, aunque sorprende. También conmueve existir actuando como si fuéramos animales cuánticamente inocentes que creen dominar el tiempo. El gran problema al respecto es la inexperta habilidad para observar cómo acontece un Pan Molde bajo criterios humanos.

No hay comentarios: