viernes, 30 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


Seguir comiendo, en la desquiciante actitud de controlar a la vida humana en tanto espacio de sacralización escolarizada por los tribunos de la fe dogmática, con el silencio acuciante de un prejuicio Google, y unos bípedos de CV inexistente, lo que argumenta a favor de lo que crea cierto personaje que usa el pan lacustre para vivir. Por supuesto, hubo aprendizaje repentino.

No hay comentarios: