jueves, 29 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


Seguimos existiendo como recuerdos permanentes adictos a los frutos secos, en la maravillosa espiritualidad del fenómeno de la vida, luego el consumo permanente de esto hace saborear cada esquina. Trae consigo confesiones, no sólo lacustres sino que también silenciosas, una que otra provocó sinapsis en el joven turista.

No hay comentarios: