jueves, 29 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


La sutil individualidad de un hombre que defeca para vivir, que garantiza diagnósticos laicos de extravagancia intelectual, con la rápida traición de lo sus propias convicciones morales, sólo quieren estar constreñidos a lo que sienten. Sin embargo, explicarlo es inexpresable.

No hay comentarios: