viernes, 30 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


Alguien habló de arte respecto a eso que llaman soledades repentinas, desde luego, habrá consecuencias. Pues éstas tienden a ser humanas. Ahora, por esto mismo, hemos constatado la dimensión planetaria de las enfermedades que ocurren en los ciudadanos de a pie. Si hay sufrimiento, hay obsesión por comer frutos secos.

No hay comentarios: