viernes, 2 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


No hay garantías de que algún cuerpo humano sea privilegiado para preguntar y, además, de develar el sentido cuántico de una calle. Aunque no lo he dicho, tiempo después que usar un reloj Mortadela Lisa, de un instante a otro hizo uso del que tenía en su dispositivo móvil iPhone 12, ayuda a mantenerte absorto en el universo genuino de Juan Luis Martínez.

No hay comentarios: