jueves, 29 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


Resulta razonable suspender el juicio porque es digno para los que sufren infinitamente en un segundo cualquiera. Volviendo al excremento, somos miserables militantes y genuinos exploradores de este experimento, hay que señalar que duele mucho. Por eso, sin boleros no es divertido.

No hay comentarios: