viernes, 2 de septiembre de 2016

Confesiones Lacustres


Ahora, la única diferencia radica en el énfasis de plantear piruetas y decirlas sin anhelos moralizantes contra el otro vecino dotado de burguesía fiscal, y con ello, la entrada triunfal del azar y el instinto de sobrevivencia, puesto que, un ciudadano de a pie capta la totalidad de reflejos viajeros alrededor de una amasandería de barrio.

No hay comentarios: