miércoles, 24 de agosto de 2016

Confesiones Lacustres


Sin volver atrás, volvamos a lo nuestro, tal vez para captar los claroscuros de una pregunta en medio de tantas fajitas, en cualquier capítulo de la ciudad visitada existen muchas impresiones humanas, como un revolucionario proceso generacional, convertidas en silencios impenetrables para una segunda fajita de carne molida. 

No hay comentarios:

TATUAJES

De todas maneras, ella buscaba trascender la tiranía de lo cotidiano a través de sutiles movimientos corporales para diagnosticar s...