miércoles, 3 de agosto de 2016

Confesiones Lacustres


Cuanto espectáculo de lo callejero, a cualquier hora aparece un marraqueta sin nombres propios, desde donde se simboliza las historias mínimas como un canto a la dignidad de ellos, cuyo espacio público es Pucón. Si bien es una excusa atendible, esas confesiones siguen su trayecto de aprendizaje en silencio.

No hay comentarios: