miércoles, 17 de agosto de 2016

Confesiones Lacustres


Cada palabra que surge, en el fragor de una calle privatizada por Google, innumerables sensaciones asumidas como un valor de verdad, a la emoción de saberse dueño de una realidad caótica, en realidad, acudir a la imagen del rio lacustre es divertido, pues nos recuerda que siempre estamos queriendo.

No hay comentarios: