miércoles, 31 de agosto de 2016

Confesiones Lacustres


El descubrir preguntas cuyos vacíos no se pueden llenar, atemorizados por la profundidad de sentido planetario que suministraba el cinismo de cualquier calle al servicio de la biología de la vida y delirantes observaciones del vecino del Persa San Bernardo. Luego, él reconoció cierta debilidad por las tortas con Stevia.

No hay comentarios: