miércoles, 24 de agosto de 2016

Confesiones Lacustres


No solo envejecen personajes sospechosos, por lo visto, cuando estamos encadenados al querer, pero se vive también del horizonte de posibilidad callejera ofrecido por incontables héroes anónimos: la infinita aceptación de ser exploradores de la vida humana tras la experiencia cotidiana de un vaso con agua mineral.

No hay comentarios: