sábado, 20 de agosto de 2016

Confesiones Lacustres


Algún día desnudaremos a las piruetas en tanto suceso revolucionario  para reír de la seriedad misma de éstas por mostrarnos el absurdo de vivir en la idea de los demás para después validar la fábrica de certificados en que se convirtió la universidad. Por si acaso, buscaremos una alternativa a las empanadas de aceite reiterado que vende él.

No hay comentarios: