lunes, 1 de agosto de 2016

Confesiones Lacustres


Después otra vida humana individualizada como tal, desde una palabra para observar las piruetas en las calles del país propio, y asumiendo el costo de seguir viviendo, sin embargo la calle busca su marca de nacimiento.

No hay comentarios: