sábado, 30 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


Tantos conflictos no resueltos por resaltar, desde la pasión temeraria del joven trabajador, desde el motor histórico de las relaciones interpersonales que difunden las lágrimas sin la “cáca” de las lamentaciones de carrete de piso flotante. No sé si existió el crimen.

No hay comentarios: