sábado, 9 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


Así, pues la estrategia anónima de un bípedo en las calles del Chile Profundo de Pucón es, a decir verdad, una ilusión persistente, si fuéramos crédulos al considerar que las personas no caminan de manera oblicua. Por lo menos, la pregunta arde en respuestas teatrales.

No hay comentarios: