sábado, 2 de julio de 2016

Confesiones Lacustres



Alguien que pertenezca a la especie humana podrá hacer piruetas en un misma baldosa, cada una de las potenciales enfermedades están latentes y no hay vuelta atrás, sin la especial sucesión de calamidades que acechan a toda calle a medida que la habitan, de repente habrá un alfajor de calidad incuestionable.

No hay comentarios: