miércoles, 13 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


Ciertas sorpresas que perpetúan un hilo conductor en tiempos históricos muy arraigados, desde donde comemos panes añejos tostados a panes con aderezos nutritivos, para jóvenes que buscan silenciar sus demonios internos con la condición sempiterna de darse cuenta, solo que nace algo nuevo en esa calle antigua pero digna dignifica hijos de la revolución neolítica.

No hay comentarios: