miércoles, 13 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


Sería interesante tocar ese botón para encadenarse al proceso evolutivo del querer humano y sus maravillas trágicas, como una forma de religión, a medida que las decisiones encarnan sorpresas sugerentes, pero insisto en constatar que las calles de nuestros antepasados dicen mucho sobre nosotros.

No hay comentarios: