viernes, 22 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


La existencia singular de cualquier adulto, entre distintas tentaciones de repostería, con un calle hubo clara correspondencia entre una torta de ricotta y miserias debajo de las cejas, después vendrán los llantos y asombros cómplices de una civilización en crisis.  Pero existen los cheeskare de limón.

No hay comentarios: