sábado, 23 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


No basta, eso sí, algunos viajes a calles repletas de negocios de repostería o pastelería, no obstante alternamos desde un campo de interpretaciones azarosas hasta emociones indecibles, cuyos protagonistas inolvidables son jóvenes que orientan sus dilemas morales a través de la habitualidad callejera de Google pero al borde del abismo. Su crimen y culpa reside en tomarse demasiado en serio.

No hay comentarios: