sábado, 30 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


Se agradece tanta pasión, sobretodo, cuando estas inmerso en la sagrada enfermedad de acontecimientos fundadores, cuyo origen callejero empezó en el supermercado A Cuenta hasta el supermercado Jumbo, sin de olvidar el trayecto moderno de una civilización en ardor creativo. A partir de un instante redescubierto, el fenómeno de la vida humana, generar temor y sagrado asombro. Por lo tanto, continúo jugando a ese juego peligroso pero inescrutable.

No hay comentarios: