domingo, 24 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


De repente, una espectacular enseñanza de esos animales sedentarios deja una impronta imperecedera en los anales de miseria humana, que no olvidan que pueden orinar y defecar a la vez, con ello configuran inequívocamente un universo de respuestas tutelares: observar una Toalla Nova hasta descubrirlo. 

No hay comentarios: