lunes, 4 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


Las bocas cansadas para describir valiosas tonterías de una historia que avanza vertiginosamente bajo condiciones objetivas, según el punto de vista del observador, lo cual cuesta digerirlo en tiempos callejeros escolarizados por la inauguración de negocios de frutas congeladas.

No hay comentarios:

PARA JUAN EMAR

Acontecen cosas extrañas y a su vez ciertas emancipaciones mentales de algunas personas al estar en la soledad m...