sábado, 30 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


La dimensión humana del caminar con énfasis y a la vez una secreta isla siniestra, la tensa calma del instante transcurrido y sus efectos nihilistas, ahora hemos captado la decencia patente del joven artista. Porque, de un segundo a otro, agarró sus bolas y se lanzó a la loca aventura de la fe de observar haciendo. Más verdad, menos escuela.

No hay comentarios: