sábado, 30 de julio de 2016

Confesiones Lacustres


Solo para encontrar su gran legado, ante todo, reconoce la importancia del, después asumir la complejidad de comprender tantas piruetas en democracia. En definitiva, se convence que la vida sin razones es un infierno silencioso pero misterioso. Cuestiónalo todo, anda directo hacia cualquier calle con bípedos.

No hay comentarios: