domingo, 5 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Como imaginar mientras constatas la decadencia asumida por esas salas de clases, que escuchan ecos de una especie cuestionada, pero siguen muriendo personas, lo divertido de usar el sándwich como instrumento terapéutico sin vergüenza.

No hay comentarios: