jueves, 23 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Las personas comprometen sus adicciones intimas a las horas. Por lo menos, hay sufrimiento para inventar excusas canalizadas por escuelas de academicismo de carbón o de acrílico. Para considerar a los minutos de las horas como un horizonte de posibilidad incontrarrestable. Pero éstas no logran ser aceptadas en el frenesí curricular del Contrato Social.

No hay comentarios: