miércoles, 1 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Dudo que no podamos cambiar el mundo, salvo que la locura vaya más allá de lo ritualizado por el lenguaje humano, como hemos observado en cada esquina del Chile Profundo, pero  la vida en la Tierra es una fabula muy tendenciosa y a su vez nos golpea en las bolas.

No hay comentarios: