jueves, 23 de junio de 2016

Confesiones Lacustres



El enamorarse de la realidad enigmática de la calle, no he olvidado a la comuna sureña, con sus señales transgresoras y neuróticas, porque nada es para siempre. Desde luego, recordó que pidió dinero a un héroe anónimo.

No hay comentarios: