sábado, 25 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Después será otro, pero una que otra lágrima será aburrida, si es que creemos que la muerte es instante de fecunda sensatez, si bien hay huellas que inventan niños donde no los hay. Por ejemplo, hemos logrado ridiculizar la religión secularizada de la razón.

No hay comentarios: