miércoles, 29 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Y aparecen creaciones humanas de nunca acabar, es decir, inventar excusas bien fundamentadas, desde anarquismos místicos de 3 letras hasta salas alfombradas para repetir ensayos indexados para vigorizar egos de la Vía Láctea, respecto a imponer discursos oficiales creyendo que las redes virtuales y sus aplicaciones Google pueden extirpar sus miserias dialécticas. De este modo, ser revolucionario no es usar trapos corporales más abreviaciones antojadizas de unas interpretaciones de “Té” tibio o cervezas de “carrete” dicotómico.  

No hay comentarios: