sábado, 18 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Atormentados y perdidos, como la mayoría de los humanos, encadenados mediante el influjo poderoso de estar siempre queriendo, en cualquier estilo de condimento familiar, desde instantes demasiados antiguos, con el agregado progresista de creer que somos dioses pequeños, habrá que decir esto algo  ¿Hola?

No hay comentarios: