miércoles, 29 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Solo la ordinariez de lo extraordinario que crea la narración escindida de todos los gusanos, desde la Posguerra hasta las calles neutras de un Mall Ecológico, en la cuales confluyen preguntas con comidas caseras que provocan al joven observador. De lo que se sufrió, maldigo a las terceras oportunidades.

No hay comentarios: