viernes, 17 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Señalar la vasta capacidad que tiene cualquier calle para crear, envejecer, seducir, oler y valorar al ciudadano como alguien dispuesto a observar, cuando piensa en términos integrales, se configura un entramado de impresiones fuertes que impone una verdad, y su frágil existencia individual, no podemos olvidar a esos fiambres que evocan gestos sin nombres propios.

No hay comentarios: