miércoles, 29 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Diversos comentarios pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte, por eso, seduce la idea de jamás tomarse demasiado en serio. Lo único serio es la risa subyacente de todo momento, a veces, junto a un café rural. De lo campesino, opción para las segundas oportunidades. Si esto es así, una mitad de pan es estar siempre queriendo¿ si el sufrimiento es el dueño de la panadería?

No hay comentarios: