sábado, 4 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Un intenso juego familiar, porque hay una obra creadora, a veces, en los laberintos higiénicos de los galpones del Persa, hay ocasiones en que uno temer revelar aspectos familiares a uno mismo, más aún, si cada diagnóstico ciudadano es pensar más allá de nuestras agendas de adicciones personales, la ideología es un prólogo de un buen morir.

No hay comentarios: