miércoles, 29 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Siendo que observando uno logra vivir para compartir fragmentos de una fotografía, a la vez, esas calles explican la experiencia concreta de sufrimiento bajo las variables del Lago Llanquihue. Duele, como a todos, pero un café de grano y bolitas maní-chocolate ritualizan un instante.

No hay comentarios: